Ataques de Panico

Según el DSM-IV (American Psychiatric Association, 1.994) un ataque de pánico consiste en un período discreto de intenso miedo, aprensión, terror o malestar que va acompañado frecuentemente de una sensación de peligro o catástrofe inminente y de un impulso a escapar y durante el cual cuatro o más de los siguientes trece síntomas aparecen de repente y alcanzan su punto máximo en 10 minutos o menos:

    SÍNTOMAS DE ATAQUE DE PÁNICO
  • Palpitaciones o ritmo cardíaco acelerado.
  • Sudoración excesiva.
  • Temblores o sacudidas.
  • Sensaciones de falta de aire o de ahogo.
  • Sensación de atragantamiento.
  • Dolor o malestar en el pecho.
  • Náuseas o malestar abdominal
  • Sensación de mareo, de inestabilidad o de desmayo.
  • Desrealización (sensación de irrealidad) o de despersonalización (sentirse separado de uno/a mismo/a).
  • Miedo a perder el control o a volverse loco/a.
  • Miedo a morir.
  • Parestesias (entumecimiento de miembros o sensaciones de hormigueo).
  • Ráfagas de calor o escalofríos.

Los síntomas más frecuentes son palpitaciones, mareo, dificultad para respirar, sudoración y temblores y sacudidas.

Durante los ataque es difícil mantener un patrón racional de pensamiento. Los ataques pueden dejar a la persona agotada y con ansiedad residual moderada o elevada, pero no son peligrosos.

Por último, un comentario sobre este síndrome. La agorafobia puede ser, como se ha indicado arriba, un trastorno muy incapacitante; así mismo tratado de forma adecuada tiene un buen pronóstico. Si usted cree padecer o tiene diagnosticada una agorafobia, no se desanime; con su trabajo y el del profesional que le atienda saldrá adelante.

    Referencias Bibliográficas
  • Bados. A. Agorafobia y ataques de pánico. Pirámide 2.000 (pp20-21)
  • Barlow D.H. 1.988 Anxiety and its disorder
  • D.S.M. VI Manual Estatistical Disorder (American Psychiatric Association 1.994)
  • Echeburúa E 1.996 Avances en el Tratamiento Psicológico de los Trastornos por Ansiedad Pirámide.

Volver