Inteligencias múltiples

 La inteligencia es múltiple, alguna está más desarrollada sin embargo todas pueden ser estimuladas para desarrollarse aún más.

     Para cualquier actividad que nos propongamos necesitamos de varias o de todas las inteligencias. Por ejemplo para aprender a bailar, necesitamos la inteligencia musical, la corporal y la espacial; para hacer teatro, necesitamos  desarrollar la inteligencia relacional y la  lingüística, etc.

El Dr. Howard Gardner, neuropsicólogo, Profesor en Ciencias de la Educación en la Universidad de Harvard, investigó durante muchos años el desarrollo de la capacidad cognitiva del ser humano. En el año 1993, presentó su teoría sobre las Inteligencias

Howard Gardner desarrollar la idea de que hay múltiples maneras de percibir el mundo, de conocer, procesar, representar y comunicar la información: con imágenes, palabras, números, con el cuerpo en movimiento, el ritmo y la música, en sintonía consigo mismo, con los demás, con la naturaleza.

Howard Gardner  investigó, conceptualizó y divulgó  su teoría de la inteligencia, cuestionando creencias tradicionales. 

En los últimos años ha surgido una visión mucho más amplia de la mente humana, se empezó a valorar la imaginación, la creatividad, el manejo de las emociones y las relaciones interpersonales, para abordar las tareas cognoscitivas y desempeñarse exitosamente en la vida, así es como disminuyó la importancia del cociente intelectual como la herramienta más confiable para evaluar la capacidad mental, que permite clasificar a los alumnos, y predecir éxitos y fracasos en los estudios.

Para Gardner, la inteligencia no es única; todas las personas tienen un amplio repertorio inteligencias, de capacidades, necesarias para resolver los problemas.

Es por ello que muchas personas desarrollan capacidades que son muy importantes para su modo de vida y en este sentido cuando nos preguntamos si una persona es inteligente, tendríamos que preguntarnos ¿para qué?, ¿cuál es el área en donde se desenvuelve?, ¿consigue resolver sus problemas?  

Plantea diferentes tipos de inteligencias:

La inteligencia interpersonal es la habilidad para establecer contacto con otras personas, relacionarse y trabajar cooperativamente en equipo. Es propia de psicólogos, médicos, maestros, políticos, cineastas, vendedores, comunicadores en general.

La inteligencia intrapersonal es la capacidad para conectarse consigo mismo, reconocer los estados interiores y tener una imagen realista de sí. Se observa, sobre todo, en filósofos, teólogos, psicólogos.

La inteligencia corporal-kinestésica, es la habilidad para expresarse con el cuerpo con plasticidad y armonía, coordinar movimientos generales y manuales. Bailarines, atletas, cirujanos, escultores, artesanos muestran un desarrollo en este aspecto.

La inteligencia verbal-lingüística, vinculada con la habilidad para el lenguaje oral y escrito, la relación de ideas, y la posibilidad de expresar con claridad pensamientos y sentimientos a través de la palabra. Es el tipo de capacidad que puede observarse más claramente en poetas y escritores, periodistas, oradores.

La inteligencia lógico-matemática, es la capacidad para razonar con números y resolver

operaciones abstractas. Incluye el uso del pensamiento lógico, deductivo y secuencial. Es propio del trabajo de investigación científica, y se observa en matemáticos, físicos, ingenieros, contadores, economistas.

La inteligencia musical consiste en la habilidad para expresarse por medio de la música, interpretar temas musicales a través de instrumentos o de la voz, y también para componer. Es el caso de los músicos, cantantes, compositores.

La inteligencia espacial se especializa en visualizar imágenes, formas y colores; las transforma, relaciona y las traduce en esquemas gráficos o conceptuales. Es propio de los arquitectos, cirujanos, escultores, pintores.

La inteligencia naturalista se refiere al cuidado y respeto de la naturaleza, saber disfrutarla, aprendiendo de sus ciclos vitales, para servirse y servirla. Se evidencia en ecologistas, botánicos, agrónomos, granjeros.

Estas inteligencias, aunque funcionan con cierta autonomía, trabajan juntas. Cada tarea o especialidad requiere una mezcla de inteligencias. 

Tradicionalmente, como vimos antes, las dos inteligencias más valoradas fueron la lógico-matemática y la verbal-lingüística. En los últimos años, en el quehacer intelectual, se empezó a dar relevancia a otros aspectos relacionados con la creatividad, la imaginación, y sobre todo con la capacidad para las relaciones sociales, como: la empatía, la apertura para comprender otros puntos de vista, la habilidad para manejar conflictos, conducir grupos y trabajar en equipo.

Gardner sostiene que todas las inteligencias pueden ser simbolizadas (representadas mentalmente), y esta capacidad es uno de los aspectos más importantes que diferencia al ser humano de otros seres vivos.

Cada cual tiene una sensibilidad especial para captar información externa e interna y codificarla en un sistema simbólico, un sistema universal de transmisión de significados, producto de la cultura.

Las inteligencias son pensadas como potenciales biopsicológicos y parten de la influencia genética; tienen un desarrollo evolutivo determinado, con el aporte de factores ambientales: educativos y culturales.

Teniendo esto en cuenta tampoco hay una única manera de aprender, lo importante no es la cantidad de conocimientos sino la variedad de maneras para bordarlos, conocer el proceso de pensamiento y cómo se puede aplicar lo que se sabe. No importa tanto cuánto puede aprender el individuo sino cómo puede aprender mejor.

Prof. Doctoranda Alicia O.  Grichener


Volver